The Worst Is Yet To Come

Perfilería de aluminio, paneles de melamina, metacrilato, vitrina de forja, piedras calcáreas, impresión sobre tela de raso y ramas de cipreses muertos.
340 x 500 x 230 cm.